Fotografía: ACG

Morelia/Acueducto/ACG

La capital michoacana amanece con parsimonia al encontrarse en un estado de tranquilidad, donde los paseantes pueden disfrutar de los colores purpúreos del cielo y del calor se acrecienta al llegar, poco a poco, el sol a su zenit.

Después de una serie de manifestaciones, desfiles culturales, el centro histórico de la ciudad moreliana es fotografiada en ese instante donde ya no pasará más el tiempo para quedarse guardada en el recuerdo de este día sosegado.

Las calles en sus días curiosos, se ven despejadas sin ningún automotor que contamine el sonido y el aire, las personas se muestran contentas, con un halo de tranquilidad al verse, por lo menos en un solo día, un poco más solitarios