Fotografía: Especial

Morelia/Acueducto

A 30 años de que fuera derribado el muro de Berlín fue levantado un nuevo muro, sin embargo se trató de uno hecho de chocolate, por un escultor francés, el cual fue derribado con un martillo.

Con un total de 200 kilógramos de chocolate se construyó la enorme réplica del muro que hace 30 años, dividía a la sociedad, el cual fue destrozado y repartido luego entre los transeúntes.

El artista señaló que si bien no pudo estar en el momento en que derribaron el muro, su corazón apoyaba “la reunificación y a todos los alemanes orientales con los que tuve oportunidad de convivir y quienes a veces mencionaban el muro con lágrimas en los ojos”.