Foto: especial

Morelia/ Acueducto

De nuevo, presuntos anarquistas irrumpieron con actos vandálicos en la Torre de Rectoría, rompiendo vidrios, realizando pintas, prendiendo fuego y dañando el mural de David Alfaro Siqueiros; es el segundo ataque cometido en tres meses.

Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 14:30 horas, después de que se llevará a cabo una manifestación pacífica de estudiantes  de diferentes planteles, en contra del acoso y violencia de género al interior de la Universidad Nacional  Autónoma de México.

Los encapuchados dañaron las instalaciones, además de realizar pintas en la librería Henrique González Casanova, ubicada al costado sur de la Torre de Rectoría, de donde sustrajeron  ejemplares y dañaron inmobiliario. El mural de David Alfaro Siqueiros, ubicado en la fachada norte de la torre, también sufrió afectaciones, y la bandera nacional ubicada en la sede universitaria fue bajada y quemada por estos vándalos.

La UNAM calificó estos actos como un “embate artero” por parte de un comando de delincuentes embozados, armados con varillas, picos y artefactos explosivos que causaron destrozos al edificio, repudió la violencia ejercida e informó que darán caso a las autoridades ministeriales para que se proceda penalmente contra los responsables.

Desde hace más de una semana, las facultades de Filosofía y Letras, Ciencias Políticas y Sociales, y de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán permanecen en paro, en demanda de la solución a los casos de acoso y violencia de género al interior de la UNAM, mientras que las preparatorias 3, 6 y 9 fueron tomadas por colectivos y activistas.

Después de la manifestación, la UNAM pidió que las movilizaciones previstas transcurrieran en calma y no se contagiarán con la posible participación de “provocadores profesionales”.