Morelia/Acueducto

En días pasados un dron estadounidense fue derribado al vuelo por un misil de procedencia iraní, por lo que se han presentado una serie de acusaciones por parte de ambos países: Irán declara que el acto fue en defensa de una invasión a su espacio aéreo, mientras Estados Unidos rechaza esta acusación.

El primero en dar declaraciones fue el Gobierno de Irán, que declaró que el dron tipo MQ-4 Tritón fue derribado por Guardianes de la Revolución, cuando la aeronave no tripulada realizaba tareas de vigilancia.

Especificaron que la nave fue derribada con un misil, cuando esta invadió el espacio aéreo iraní, en la región de Koohe Mobarak, en la provincia meridional de Hormozgan, refiriéndose al derribo como un mensaje decisivo y claro para que EU respete la integridad territorial, seguridad nacional y los intereses de Irán.

A lo que el gobierno estadounidense, por parte del Pentágono, rechazó las acusaciones, afirmando que el dron se encontraba en mares internacionales, en actividades de reconocimiento, asegurando que fue un acto no provocado.

Aseguran que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra siguiendo el caso de cerca, siendo su única declaración, hasta el momento, un tuit en donde se lee “Iran made a very big mistake” (Irán a cometido un gran error).

Por el momento Trump decidió retirar a UE del acuerdo nuclear con Irán de 2015, con lo que reanudaron las sanciones contra el país persa levantadas bajo el pacto.