Foto: especial

Morelia/ Acueducto

Las consejeras María Ampudia, Angélica Cuéllar, Mariclaire Acosta y María Olga Noriega renunciaron al Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), ya que consideran que la elección de Piedra carece de legitimidad y se ve en juego la independencia de la Comisión porque la nueva presidenta estará sometida al gobierno en turno.

Con lo cual el Consejo se quedó sólo con cuatro de los 10 integrantes, porque no están de acuerdo con el sometimiento del organismo. En una carta enviada a Mónica Fernández, presidenta del Senado, las cuatro destacadas mujeres hacen un relato de los hechos por los cuales tomaron esta decisión, sumándose a Alberto Athié, quien el lunes anunció su renuncia.

En consecuencia de los motivos de renuncia, llegaron a la convicción de que, si permanecían en la CNDH no podrían cumplir y hacer cumplir la Constitución, ya que no les brinda la confianza para mantener el principio de autonomía de gestión de la Institución.  

Cuéllar, Acosta, Noriega y Ampudia expresan que la elección de Rosario Piedra como presidenta de la CNDH fue producto de un “proceso plagado de irregularidades y falta de apego a la legalidad”.

La renuncia fue presentada ante el Senado, ya que es la  instancia legislativa que los nombra. Mientras que ayer, Rosario Piedra dio a conocer  su solicitud de licencia como militante de Morena, donde formaba parte del Consejo Nacional. En Twitter, la ahora titular de la CNDH, agradeció la confianza de los senadores que le dieron su voto.