Morelia, Mich.- Por debajo de los esperado, el polo acuático michoacano logró una aceptable actuación dentro de la Olimpiada Nacional Juvenil 2019, que tuvo como sede, en esta disciplina, el Centro Acuático “Rommel Pacheco Marrufo” del Complejo Deportivo Kukulcán de la ciudad de Mérida en Yucatán.

En la rama femenil no se logró repetir la medalla de oro, que se consiguió el año pasado, dentro de la división infantil, al adjudicarse en esta ocasión presea de bronce.

Con un equipo que comprendió 6 jugadoras que participaron el año pasado, de las cuales 3 eran titulares, y una infección estomacal de 13 de las jovencitas, de ambas categorías, por los alimentos ingeridos en el comedor de la sede, iniciaron con triunfo contundente frente  a Guanajuato por 27 a 3; después cayeron, en un juego clave que las podía llevar a la final, ante Jalisco por 7 a 11; frente a Yucatán las golean 30 a 0; con Nuevo León caen 10-11 y ante Aguascalientes se imponen por 17 a 5, que los lleva a las disputa por la medalla de bronce ante este mismo rival al que nuevamente superan por 16 a 9. El equipo juvenil no avanzó.

Por los varones, y después de 2 años, se vuelve a obtener otra medalla, ahora de bronce, también en la división Infantil.

En el primer compromiso caen con Jalisco 6-7; ante Yucatán se imponen por nocaut 16 a 6; con Nuevo León ganan 7-6 que les da su pase a semifinales donde se miden con el subcampeón nacional, Baja California Sur con quienes igualan a 10, y pierden en penales 4 a 1, por lo que solo les resta pelear por la medalla de bronce ante el representativo de la UNAM a quienes superan con apretado 11 a 10.

El equipo juvenil se ubicó en la séptima posición.

Michoacán se hizo acreedor, igualmente al tercer lugar por equipos con 234 puntos, abajo de Jalisco y Nuevo León.