Nuevos policías express…

Foto: Julieta Coria

Morelia/Julieta Coria

Rodeado por su equipo de trabajo y su seguridad personal, el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, arribó a la Ceremonia de transición de Fuerza Rural a Policía Michoacán, con por lo menos cuatro camionetas blindadas.

De una de ellas bajó el gobernador, de traje azul, camisa blanca, corbata verde, relajado y listo para iniciar el importante y polémico evento para el estado; la transición de la Policía Rural a la Policía Michoacán, esto, a un día del operativo policial, que tras la detención de supuestos delincuentes, originó acciones de quema de vehículos y bloqueos en al menos 10 municipios en Michoacán.

El gobernador camina por las instalaciones con su contingente, a su paso saluda con un fuerte apretón de manos a los funcionarios presentes. Llega, sólo falta él. El presídium está completo, todos toman su lugar. La voz del presentador da los buenos días, enseguida la música de viento, la música campal anuncia el inicio, los policías ex rurales aguardan bajo los ligeros rayos del sol que apenas se asoman, pacientes, en completo orden, los uniformados esperan.

Tras la presentación y el canto del himno nacional de manera patriótica por parte de los ‘nuevos’ policías, se entregaron los reconocimientos a seis de ellos, quienes orgullos corrieron en fila india, hasta el presídium para recoger el documento que los acredita y oficializa como Policías de Michoacán.

De manos del gobernador, quien además los llamó a cada uno por su nombre, el orgulloso grupo saluda al gobernador, para luego escuchar un “buen trabajo, échenle ganas” de voz del mandatario estatal. Al finalizar, los jóvenes y no tan jóvenes, de la ahora Policía Michoacán, rompen filas y se dirigen a sus lugares a escuchar el discurso del gobernador.
Una nueva etapa para Michoacán hoy se efectúa; la transición de la Fuerza Rural a la Policía Michoacán, en donde tenemos la obligación, todas y todos, de poner nuestro mayor esfuerzo…” iniciaba su discurso Silvano Aureoles, todos atentos.

“No vamos a retroceder ni un milímetro, nada nos va a detener, ningún acto de la autoridad será detenido por un bloqueo o quema de vehículos, nada va a detener al estado para recuperar la paz, no vamos a permitir ningún chantaje quema de vehículos, uso de mujeres y niños como escudo para encubrir acciones perversas que dañan a nuestra sociedad serán suficientes para detener la aplicación dela ley y restablecer la Paz”, lo más sobresaliente.

El discurso continuaba, la prensa grababa y capturaba fotografías, servirían de testigo de la información que se estaba arrojando a los nuevos policías, los protagonistas, a quienes el gobernador en un apresurado evento, ha dado la responsabilidad de cuidar a todos los michoacanos y michoacanas, repetido en varias ocasiones, les ha dado la responsabilidad además de traer la Paz y sobre todo transformar a Michoacán, difícil tarea.

Se lanza el último reto, “solo con instituciones sólidas y fuertes daremos frente a los retos que hoy nos aquejan” finaliza el discurso, los funcionarios se despiden, los medios de comunicación se dirigen de inmediato a buscar la entrevista del gobernador, él, con gran porte, se acomoda, espera a los medios, concede una entrevista de nueve minutos y de inmediato se retira a su vehículo, junto con algunos apresurados funcionarios, que no tuvieron tiempo para conceder entrevistas, el contingente de camionetas blindadas esperan afuera, y así, al abordar el gobernador, salieron a toda velocidad.


Comenta