Morelia / Acueducto

El presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó que el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra como Presidenta de la Comisión Nacional de Derechos humanos (CNDH) es importante para terminar con la simulación en el organismo, al que ubicó como “alcahuete” del régimen.

” Es una mujer que sabe y que ha sufrido en carne propia y ha sufrido la desaparición de un familiar ; es una mujer con convicciones y si se llegara a pensar, sobre todo por los conservadores, que ella va a procurar no afectar al gobierno actual, nosotros, por principios, nunca le pediríamos a una autoridad que se ocultara una violación a derechos humanos. Por principio”.

El mandatario criticó la simulación de organismos como la CNDH que aseguró nunca han resuelto a fondo un caso así que consideró como un hecho justo el nombramiento de Piedra Ibarra.

No queremos incondicionales en nada, que haya justicia y que no haya corrrupción. Ni ella lo permitiría ni nosotros le pediríamos algo ilegal, injusto, que violara los derechos humanos. No queremos tener achichincles, no queremos tener funcionarios serviles, queremos servidores públicos con integridad,con principios, honestos, que ejerzan su libertad, verdaderamente independientes”, expuso.