Foto: especial

Morelia/Acueducto.- Muchas veces hemos escuchado que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha mencionado los ricos tamales de Chipilín, un platillo que deleitaran los empresarios en la reunión en Palacio Nacional, para tratar el tema del sorteo del avión presidencial.

“No son tamales de chipilín”, exclamó el mandatario federal el pasado 17 de enero, al tratar de explicar las razones por las que no se vendió el avión presidencial.

Y por fin esta noche, deleitará a los empresarios con el platillo típico que se caracteriza por cocinarse con una hoja de olor, originaria del sur del país, mismo que se combina con maíz molido, carne y manteca, entre más ingredientes.

El tamal va acompañado de una salsa elaborada a base de chiles que no deben de excederse en cantidad. Es comida típica del Día de Muertos, por lo que su elaboración y venta se multiplica en el mes de octubre y a principios de noviembre.

De acuerdo con Tamales Emporio, estos son los ingredientes para los tamales de chipilín:

  • 250 gramos de manteca de cerdo
  • 2 kilogramos de masa de maíz (nixtamal)
  • 40 hojas de maíz (totomoxtle)
  • 2 manojos de chepil o chipilín
  • ½ litro de caldo de pollo
  • Sal al gusto

Ingredientes de la salsa

  • 1 taza de caldo de pollo
  • 500 gramos de tomate lavado y martajado
  • 5 chiles guajillo asados y desvenados
  • 1 diente de ajo
  • ¼ de cebolla
  • Sal al gusto


Nuestros compañeros de Cocina Delirante nos detallan cómo preparar los tamales de chipilín.

  1. Amasa la masa de maíz para suavizar y reserva. BATE la manteca hasta cambiar de color y añade poco a poco la masa, sal y el caldo que vaya requiriendo.
  2. Agrega el chepil o chipilín previamente hidratado y rectifica el sazón. Prepara la tamalera con suficiente agua y forma una cama con las hojas que vayas a usar.
  3. Coloca una o dos cucharadas de la mezcla a cada tamal y cierra. Acomoda los tamales en la vaporera, y cierra con las hojas restantes. Cubre con un trapo y un plástico; cierra la olla y cocina por una hora a 1 hora 15 minutos.
  4. Hierve el jitomate, la cebolla y el diente de ajo de la salsa. Hidrata los chiles con media taza de agua caliente.
  5. Licua todos los componentes de la salsa, incluyendo los chiles sin desvenar y el agua donde se remojaron. Coloca un poco de aceite en una cacerola, agrega la salsa colada y fríe la salsa; sazona con sal y pimienta.
  6. Sirve los tamales bañados con la salsa y queso espolvoreado.