Samuel Ponce Morales

1.- En los últimos días, un gran número de medios de comunicación nacionales e internacionales contra la realidad tratan de situar a Michoacán como un territorio en guerra o violento, lo menos:  sin embargo, no lo es, no en su totalidad, no en la mayoría de sus regiones, menos de sus municipios.

2.- Tampoco se trata de una campaña coordinada de esos medios contra el gobierno michoacano, en lo particular, no; se trata de una percepción periodísticamente equivocada, y más allá de establecer los motivos, de un hecho particular, como el de Tepalcatepec, se generalizan a todo el estado.

3.- Cierto, son más que lamentables hechos violentos, provocados por la lucha territorial del crimen organizado y la incapacidad del Estado de preverlos, contenerlos o impedirlos, pero están focalizados en determinadas partes de las regiones, como es el caso de Tierra Caliente, de ahí lo perverso de decir lo contrario.