Fotografía: INAH

Morelia/Acueducto

En el Municipio de Tuxtepec, se encontraron los primeros vestigios de una trampa para mamut, lo que cámbialo que demuestra que existió una cacería sistemática y organizada de esta especie por parte de los cazadores de América.

Se trata del hallazgo de una fosa cavada con madera y piedras, dentro de la cual  se encontraron 824 huesos pertenecientes a al menos a 14 mamuts, los cuales fueron aprovechados en el consumo de su carne, piel y grasa.

El descubrimiento fue realizado mientras se excavaba en una nueva celda para depositar desechos en el relleno sanitarios en el municipio de Tultepec, por lo que se convocó al INAH, esto el pasado febrero del año en curso.