Foto: especial

Morelia / Acueducto

Irma Galindo se ha dedicado a defender los bosques, una ambientalista de 36 años que desapareció hace una semana en San Esteban Atatlahuaca, en la región mixteca de Oaxaca.

En la Fiscalía General de Justicia del Estado no se ha reportado su desaparición, sin embargo, Irma contó que había sido agredida por talamontes locales cuando reportó la tala clandestina.

 En redes sociales, se difunde la fotografía de la ambientalista y promotora cultural, quien fue vista por ultima vez el día 10 de noviembre en el pueblo de Ndoyocoyo, del que se dirigía a su vivienda en Buena Vista Totoy.

Esta queja se realizó ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Oaxaca.

Desde su cuenta de Facebook, el 27 de octubre Irma denunció el hostigamiento y persecución en su contra por parte del presidente municipal de San Esteban Atatlahuca Heriberto Nicanor Alvarado Galindo y el comisariado Crescenciano Sandoval Quiroz.

Irma acudió hace un año a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y no tuvo respuesta, así como también levantó una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, sin recibir ninguna atención.