Foto: especial

Morelia/Acueducto.- El ex director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, detenido el día de ayer en una zona lujosa de multimillonarios en la ciudad de Málaga, al sur de España, fue puesto en “prisión provisional incondicional y comunicada“, y sin derecho a fianza por decreto del juez de instrucción número 2 de la Audiencia Nacional de España, Ismael Moreno.

Emilio Lozoya pasó la noche en los calabozos de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional en Málaga, y desde muy temprano fue trasladado al juzgado de primera instancia, en la localidad de Marbella.

El exfuncionario se negó a ser extraditado a México, asegurando al juez que había llegado a España hace sólo dos días atrás.

Lozoya permaneció en los tribunales de Marbella, donde hizo una videoconferencia para rendir su primera declaración ante el juez español. Asimismo, el detenido fue informado por los delitos de corrupción por los que fue detenido a petición de la Fiscalía General de la República de México, por el magistrado Moreno.

Por su parte, el juez justificó la “prisión incondicional“, como medida cautelar al tomar en cuenta que Lozoya se encontraba prófugo de la justicia desde mayo del año pasado.

El juez también valoró que el detenido no tienen ningún arraigo laboral en España. En el operativo se llevó a cabo con la participación de agentes del Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales de la Comisaría General de Policía Judicial y de la Unidad de Droga y Crimen Organizado de la Comisaría Provincial de Málaga.

A partir de este momento, la FGR y el gobierno mexicano tienen un plazo de 40 días para formalizar los cargos contra Lozoya y presentar los documentos para la petición de extradición.