“A este wey echele doble…”

Imágenes: Ivan Villanueva

Morelia/Miguel Ángel Santos

Ante el frío de la mañana, se reunieron los albañiles de Morelia, cargando sendas cruces hechas con las varillas que sostienen en pie las estructuras de la ciudad o la madera sobrante de las construcciones en que han trabajado por años, cruces que fueron bendecidas por el agua rociada sobre ellas.

Entre las cruces se podía observar una en específico, hecha con una pala soldada a dos martillos, producto de la fe y el esfuerzo del albañil, que renunció a sus herramientas de trabajo en pro de sus creencias.

Con sus mochilas al hombro, los hombres se retiraban a trabajar después de haber sido bendecidos, para seguir construyendo el que será refugio de las familias morelianas.

Imágenes Ivan Villanueva

Imágenes Ivan Villanueva

Compartir
Análisis informativo Michoacán entre Líneas

Comenta