Y la fila no se mueve ni un apéndice

Morelia/Acueducto/ACG

En un lugar de la capital michoacana, los administradores de la estación de servicio decidieron despachar únicamente diez litros de gasolina a cada persona. Mientras tanto, la fila de autos en espera no se mueve ni un ápice y los bidones vacíos se acumulan junto a las bombas.

 


Compartir
Análisis informativo Michoacán entre Líneas

Comenta