Psicosis en las gasolineras

Morelia/Acueducto/Wendy Rufino/ACG

¿Sí vamos alcanzar o nomás vamos a perder el tiempo? ¿Sí me van a llenar el bidón? ¡Qué calor! ¡Atentos que nadie se meta a la fila! Son las exclamaciones que las personas formadas desde hace más de 4 horas al lado de una fila de autos que espera también obtener algo de gasolina.

Con organización sobresaliente se puede ver la gasolinera que se encuentra sobre Ventura Puente esquina con el Boulevard García de León, todos participan para que sea más rápido el servicio no obstante el hastío y el aburrimiento los hace aventar rechiflas, en ocasiones olvidan quien iba formado todo es parte del caos implícito pero enseguida se corrobora con otra persona y el problema se soluciona.

¿Hasta cuándo se arreglará esto? Pregunta una mujer para ella misma mientras avanza con su auto lentamente en la fila. La batería de los celulares también conforme pasan las horas se agota junto con el humor. Sentarse en el propio bidón aligera el cansancio de las cuatro horas de la espera.

“Yo me siento como en la película de Mad Max” menciona el señor Óscar Mendoza mientras coloca su pequeña garrafa sobre la cabeza. Las películas de futuros distópicos se hacen presentes entre las conversaciones de todos los que miran lo largo de las filas.

“Imagínese sí lo que nos faltara fuera el agua” Exclama la señora María Ortega que también va en la fila. “Ya se va arreglar mañana” Asegura un señor molesto “Lo que pasa es que es para que ya nadie se robe gasolina como los huachicoleros, sí esto no se arregla en un día”. “¡Ay señor! Esto es lo mismo, deje que regrese el servicio y hasta más cara nos la van a dejar caer” Responde una mujer cruzada de brazos.

15 litros por persona y por auto, es la indicación que se les da por parte de los trabajadores de la gasolinera así se lleve auto grande o transporte público.


Compartir
Análisis informativo Michoacán entre Líneas

Comenta