“Me gustó la imagen de la virgencita, la del óleo…”

Foto: Julieta Coria

Morelia/Julieta Coria

Teresa García, es comerciante de más de 40 años, dedica al comercio en diferentes tianguis de la ciudad, vendiendo sus diferentes productos que van desde ropa, zapatos, tenis, bolsas y demás accesorios para hombres mujeres y niños.

De visita por la Casa de las Artesanías, en el centro de la ciudad de las canteras rosas, se acercó por curiosidad para ver que se decía debajo del gran toldo blanco con música regional “no sabía de qué se trataba y me asomé a ver que se decía o vendía aquí”

Teresa quedó fascinada con las artesanías que pudo observar ahí, “me impresionó todo pero más el saber que lo hicieron personas que están privadas de su libertad”.

“Yo creo que todavía existen muchos prejuicios, y me incluyó, de saber que si son hechas por personas presas tenemos la mala idea que son ‘malvientes’ pero no pensamos que también son humanos y que se equivocaron y al hacer esto pueden demostrar a la gente que quieren cambiar”.

A decir de la comerciante moreliana, “muchas veces no sabemos que ellos también tienen familia hijos, o padres y el estar allá adentro, que dicen es duro, pues el tener un dinero para mandar los ha de sentirse útiles, por eso hay que apoyarlos”

La señora Teresa le gustó entre todas la Artesanías la imagen al óleo de una ‘virgencita’ “está bien bonita aunque también me gustaron mucho las figuras talladas en madera de las catrinas”.

“Voy a comprar una” dice sonriente, “yo como vendedora veo que los precios están accesibles, la gente debería venir a comprar, luego andan comprando los mismo en empresas grandes que les dejan mucho dinero y a nosotros que andamos en los tianguis nos regatean, eso no se vale”.

La exposición “está bien bonita” cuenta mientras observa las catrinas para decidir cuál se llevará “y es que apenas para la noche de muertos que ya casi llega…” dice sonríete y continua su recorrido en la exposición de artesanías de ellos, los presos, los olvidados por la sociedad, en algunos casos.

 

 


Compartir

Comenta