Más allá de los abuelos…

Imagen especial.

Acueducto/Samuel Ponce Morales
La preservación de varios oficios tradicionales heredados por generaciones en el núcleo familiar mexicano fue documentada durante cinco meses, a través de infinidad de fotografías, por una becaria colombiana que buscó conformar una base de datos con las familias que laboran y viven de saberes ancestrales, los cuales además se constituyen en la mayoría de los casos en el sustento económico y cuyo desarrollo del proyecto implica la reflexión y la vigencia del patrimonio inmaterial, además de contribuir con una revisión de oficios connaturales a la cultura y al ser mexicano.

En el trabajo titulado “Barroco Tropical: Herencias Generacionales”, La estudiante de fotografía Liliana Patricia Correa Rodríguez, becada por un programa especial para extranjeros del gobierno de México titulado “Estancia de creación artística”, plantea la estrecha relación con los actores directamente implicados en preservar las tradiciones como los son los artesanos y sus saberes de primera fuente.
De noviembre del 2016 a abril de este año, la estudiante en cuestión indagó en oficios como el Son Jarocho (músicos) de Veracruz, y otros como la actividad pastoril en San Luis Potosí, el bordado en tela artesanal de Tzintzuntzan, la cera escamada de Guanajuato, las artes del papel como la cartonería, la ornamentación y la floristería y el papel picado en la Ciudad de México. Además, en derivados del maguey fundamentales en la gastronomía como la barbacoa de carnero y pollo horneado con nopales, la miel de maguey, el pulque y el tejido artesanal del ixtle en Hidalgo.

Foto: Liliana Patricia Correa Rodríguez

Saberes igualmente ancestrales, el circo itinerante en Morelos, la tradición de la lucha libre y otros, como la colección de juguete antiguo también en el corazón de la Ciudad de México, el arte de la restauración y fabricación de los Niños Jesús en el Estado de México, oficio fundamental en la fiesta de la Virgen de la Candelaria de cada febrero.
Liliana Patricia recorrió muchas poblaciones de diez estados del país, como Wadley y Estación 14 en San Luis Potosí; San Miguel de Allende, Celaya y Salamanca en Guanajuato; Pátzcuaro y Tzintzuntzán, en Michoacán; Ciudad Juárez, Chihuahua; Ixmiquilpan, San Andrés y Taxadhó en Hidalgo; Cosamaloapan y San Andrés Tuxtla, en Veracruz y Tequesquitengo y Jiutepec, en Morelos. También estuvo en Monterrey, Nuevo León, en Nezahualcóyotl y Tultepec, en el estado de México y el Tlalpan, de la ciudad de México.
La becaria considera a México como un referente único donde un proyecto de esta naturaleza se puede desarrollar e investigar y luego advierte que así como el escritor cubano Alejo Carpentier plantea una orfebrería literaria a partir de la música.

Foto: Liliana Patricia Correa Rodríguez

“Me interesa formular una orfebrería fotográfica en el descubrimiento de lo ‘real-maravilloso’ desde la combinación de las imágenes fotográficas, donde mis observaciones y vivencias en México constituyen una exploración y prolongación de la propuesta iniciada en mi país de origen, Colombia”.
Para complementar su trabajo, la estudiante de fotografía visitó bibliotecas y el centro de documentación del Museo de Arte Popular, se entrevistó con las directivas, entre otros profesionales de las ciencias sociales, con la intención de conocer aspectos mínimos fundamentales sobre la cultura y las artes populares del país.

Foto: Liliana Patricia Correa Rodríguez

Además, consultó sobre la importancia del barroco latinoamericano, como una tendencia apropiada y adaptada no solo en la arquitectura, sino las demás artes, además de fotografiar retablos y arquitectura barroca de las iglesias y recorridos por los lugares visitados, lo que constituyó una apartado fundamental para la construcción posterior en los fotomontajes de los marcos.
Expuso finalmente que “las familias más tradicionales, muy orgullosas de que las hubiera seleccionado, me hicieron demostraciones de sus oficios para que además les hiciera registro fotográfico, de modo que nutrí el conjunto fotográfico con referencias a los procesos de la barbacoa, el pulque y el tejido del ixtle”.

 

 


Comenta