“La adopción de infantes parece un viacrucis…”

ACG

Morelia/Julieta Coria

Los primeros en llegar al Encuentro Nacional de Adopciones y Familia de Acogida, fueron los procuradores de los 32 estados de la República, se le nota por portar su gafete con las letras en grande de “Visitante” hombres y mujeres rondan el salón de Casa de gobierno, degustando los aperitivos, que tienen para ellos.

El salón cuidado a detalle para los invitados, música de fondo relajante mientras, el gobernador Silvano hace acto de presencia. Un salón semi vacío, todavía, hay silencio, pocos hablan, en calidad de visitantes, nadie quiere hacerse notar.

Hombres serios, en su mayoría de traje oscuro, hacen contraste con la colorida estampa que este día hace la presentación de las lo que será un evento comprometido por la defensa de los niños y las niñas, por supuesto.

ACG

Todo empezaba con la presentación de un video, en donde el artista michoacano guiaba la belleza de Michoacán, todos sus mágicos lugares, sus costas, sus playas, sus artesanías, su gente, y todo lo que es estado podía presumir en resumidos en tres minutos, los invitados asombrados hablaban entre ellos, disfrutaban en la proyección la belleza de Michoacán.

Luego, ya en tribuna Roció Beamonte fue la encargada de dar la bienvenida oficial de brindar los agradecimientos y por qué no, la grandeza gastronómica de quienes señaló, entre risas, la gran variedad de platillos que van desde las carnitas, corundas, churipos, tamales, pozole y lista infinita de platillo, a quienes prometió degustarían durante los días de trabaja que estaban por venir.

ACG

Antes, agradeció personalmente a todos los procuradores por visitar a Michoacán, y destacó que las legislaciones internacional y nacional la adopción se define como una forma suprema de protección de la infancia, destinada a proporcionar a aquellos privados de la familia de origen la restitución de sus derechos básicos, “objetivo es buscar los mejores padres para los niños y no satisfacer a los padres adoptantes con el mejor hijo”.

Los asistentes bromeaban con la gran variedad de alimentos que escuchaban y entre ellos, reían discretamente.

Tocó el turno a Luis Enrique Guerra García, Procurador Federal de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del DIF Nacional, refirió que las 32 procuradurías de la República así como la federal se encuentran trabajando sobre una ley de adopción a nivel nacional, que tratará los procesos administrativos y pérdida de patria potestad entre otras para con ellas facilitar el tema de adopción.

Vestido de manera muy formal y sin mostrar expresión alguna, habló sobre la importancia en el tema de familias de acogida, que se reconoce en la legislación del 2014, está ayudando a transformar la intervención que tienen los estados mexicanos hacia la protección de derechos de niñas, niños y adolescentes para que tengan una posibilidad inmediata en cuanto son puestas a disposición de una instancia como el DIF para que puedan acceder a una familia.

Tocó el turno del gobernador Silvano, los agradecimientos y una calurosa bienvenida de la visita a Michoacán, reconoció el buen desempeño  de la Procuraduría de Defensa de Niñas, Niños y Adolescentes de Coahuila,  y anuncia que promoverá la autonomía y fortaleza institucional de la Procuraduría de la Defensa de Niñas, Niños y Adolescentes de Michoacán.

En tribuna y con toda la formalidad que le caracteriza, habló sobre la urgente necesidad de facilitar los procesos de adopción sin dejar de lado los cuidados que se requieren por la razón de control, debido a que con los actuales, “parece viacrucis”, dijo ya que pareciera que los instrumentos están diseñados para que no suceda la adopción.

Frente a la mirada de los visitantes que no perdían de vista la figura del mandatario habló sobre los más  de 25 mil niñas y niños que están esperando tener un hogar, por lo cual si los marcos jurídico e institucional cambian sería más fácil, dejando de lado la burocracia que conlleva iniciar un proceso de este tipo, si de dar felicidad vida plena al infante se trata.

Aureoles Conejo manifestó la necesidad de realizar una reforma a la constitución, en caso de ser necesario, para que desde ella se vincule una ley general de adopciones en el país que permita tener una “ley paraguas” que después a nivel local, cada estado haga su propio instrumento legal para que facilite el proceso.

Especial

“Nos falta concretar más cosas para que suceda, y que el estado tenga la capacidad de sí hacerle frente a una situación de riesgo y vulnerabilidad que todavía padecen muchas niñas y niños con la condición en la que viven”, decía, para luego, a prisa despedirse y pedir a los procuradores acudieran a tomarse la foto del recuerdo, todos salieron de inmediato, a buscar el mejor lugar, la mejor pose, la m mejor sonrisa para luego empezar a construir lo que hoy se dice “serán días de arduos de trabajo y muchos más de análisis…”

 


Compartir

Comenta