Morelia/Redacción

Tras su arribo al Aeropuerto de Morelia, el Papa Francisco hizo su recorrido al estadio Venustiano Carranza para oficializar una misa antes religiosos, monjas y seminaristas.
Con la tradicional ola, los fieles que desde temprana hora accedieron al estadio Venustiano Carranza, recibieron al Papa Francisco, con entusiasmo, porras y cantos, muchos de ellos portan listones de colores y banderines que levantan una y otra vez en señal de saludo.
El Papa a bordo de un ‘miniauto’ descubierto realiza la llamada “vuelta olímpica” al estadio, que avanza lentamente lo que permite el saludo a los feligreses, quienes desbordaron júbilo ante el Santo Padre.
En su homilía el Papa Francisco hizo un llamado a los asistentes a que no se dejen caer en una de las armas del demonio “la resignación”, para no caer a las tentaciones que nos pueden acediar de ambientes dominados por la violencia, la corrupción, el tráfico de drogas y el trago indiferente hacia las precariedades.


Compartir

Comenta