Crónica. Manos creativas tras las rejas

ACG

Morelia/Julieta Coria

Una imagen inusual apareció en los portales de la Casa de la Artesanías de Morelia: una exposición de arte y artesanía, creadas con las manos de reclusos del estado, que invade la entrada principal del histórico edificio, a la vista de los curiosos.

La expresión artística y la creatividad van tomando forma, en una situación extrema de los sin libertad, y para ello se vuelve un asunto de alto interés, de una manera de ir más allá de ellos.

Afuera, los funcionarios del estado resaltan que ese arte, esa artesanía, “es una ayuda para las familias de los reclusos; ayúdanos a integrarlos”.

ACG

Hablar sobre la creatividad penitenciaria, es destacar el potencial crudo, bruto en su versión más neta, además de realizarse bajo condiciones de aislamiento, lo cual actúa como válvula de escape.

Cuadros de la virgen María, frutas, flores y las famosas ‘catrinas’ sobresalían en la exposición, en donde también había carros y barcos de madera que iban desde los 25 pesos hasta los 3 mil pesos.

Son más de 5 mil personas recluidas en los 16 centros penales del estado y con sus trabajos se “reforzarán los valores mediante acciones dirigidas hacia su reinserción social”, se decía.


Ahí en ese encierro mayoritariamente no deseado es el espacio tan acotado y a la vez tan horizontal para pintar en un universo tan lleno de oxígeno, de color, de luz, de sonidos, de sentidos, de emoción, de vida…en el que no hay muros, sino lienzos…

Tampoco hay cerrojos, sino pinceles; caen los barrotes, vuelan los colores, brotan las historias, las sonrisas, los recuerdos, los anhelos, los dolores…sale el sol en este cuadro, y en aquel se destapa el cielo, surgen flores, montañas, nubes, vivas como nuestros sueños…

ACG

Compartir

Comenta