Crónica. Premios, medallas y sonrisas

Foto: ACG

Moreali/Julieta Coria

Era un escenario totalmente juvenil, eran decenas de estudiantes de escuelas preparatorias con uniformes azules con negro por todo el teatro Ocampo, en pleno corazón del centro histórico de la ciudad de las canteras rosas.

Eran más de cien alumnos, los que vestían con uniforme escolar se les distinguía por su sonrisa y frenesí característico de la adolescencia, reunidos para la entrega del “Premio Michoacano de la Juventud”.

Hace apenas algunos días que se había lanzado la convocatoria con la intención de reconocer la creatividad, iniciativa y dedicación de la juventud michoacana. Era tiempo de concretarse y este día 14 jóvenes fueron reconocidos.

Hay un inmenso ruido en el teatro, afuera, un el ruido se dispersa las pláticas  y el constante sonido del pasar de los carros, salpica su sonoro sonido en cada rincón y es que la atención principal se la ha llevado esta mañana, un evento juvenil encabezado por el gobernador del estado Silvano Aureoles Conejo que mantienen un lleno total.

Todo está listo, al fondo las sillas para los invitados especiales, los jóvenes que hace un año, fueron reconocidos hoy acuden a observar al nuevo grupo de jóvenes. Atrás amigos y familiares con porras listas paras sus hijos, hermanos, sobrinos, nietos.

El evento comenzaba con la llegada del gobernador, quien a su paso saludos a diestra y siniestra a cada uno de los jóvenes sobresalientes en la entidad.

El evento fue muy breve, conciso y preciso, cada uno de los jóvenes recibió una directa y muy atenta felicitación del gobernador, además de un diploma una medalla y 40 mil pesos para continuar en investigación y estudiando, por supuesto.

Al final los jóvenes felices y contentos ya traen consigo sus reconocimientos, medallas y demás y entre la multitud se escucha la sabía frase “que por dinero no quede, ya les toca a ellos estudiar bien, qué no…”


Compartir

Comenta